La psicomotrocidad en México

Por T.F. CARLOS ALVARADO – Aprendizaje Integral Colegiado, A.C.

El Autor es un destacado fisioterapeuta, especializado en la Técnica Vojta, quien brinda un valioso apoyo al Instituto Down de Chihuahua, A.C. brindando asesoría de forma sistemática.

Parece que de pronto en el mundo surge un gran interés por la psicomotricidad como si se tratara de algo nuevo, muchos profesionistas: educadores, terapeutas, psicólogos, maestros de educación física, etc. encuentran en esta “novedad” nuevas vías y formas de trabajo, por lo que se corre el riesgo de encontrarnos con muchos charlatanes.

En realidad la psicomotricidad no es tan nueva; lo que ocurre es que en nuestro país y en muchos otros, no ha sido considerada como una disciplina importante y por ello carece de reconocimiento oficial.

Este año en México se realizaron dos congresos, con apenas unos días de diferencia, que versaron justamente sobre esta disciplina y su problemática. Entre las muchas ponencias presentadas por grandes personalidades expertas, se destacó una cuestión básica: ¿por qué razón no se puede estudiar Psicomotricidad como una carrera universitaria? Los comentarios al respecto resultaron avasalladores, he aquí algunos de ellos:

  • Primero, al no contar con reconocimiento oficial solo se puede acceder a ella a través de una formación informal, aunque se respalde con una certificación internacional.
  • Segundo, hasta el momento, en nuestros país, ninguna universidad se interese por formalizar una carrera académica en esta área.

Y este panorama se extiende al resto del mundo, claro con sus muy rescatables excepciones: en Europa, por ejemplo, se trabaja para que la psicomotricidad se reconozca oficial y legalmente, pues a nivel de la prevención tiene mucho que aportar y su campo de trabajo inciden en la educación, la clínica y la terapéutica.

Otro proyecto importante, similar al de “Médico sin fronteras” es crear la organización “Psicomotristas sin Fronteras

Nuestro país tiene la certificación de la OIPR* desde 1994, como podrán ver ni la psicomotricidad ni su práctica son algo nuevo en México, lo que sí sería una gran novedad es que, por fin, se le otorgue reconocimiento y validez oficial a los estudios que de manera informal se cursan y que alguna Universidad logre ofertar una Carrera Académica, Licenciatura y Maestría, en Psicomotricidad. Y tú, ¿qué opinas?