Articulo: ¡Rebasamos la esperanza de vida!

Ha sido un gran avance para la sociedad el haber aumentado, en el transcurso de tres décadas, la esperanza de vida para las personas con síndrome de Down. Hoy en día, a pesar de cardiopatías y diabetes, la gente con dicha condición alcanza los 65 años.

El principal motivo de que anteriormente su vida fuera tan corta era la exclusión social en la que se les tenía, ya que frecuentemente las personas con síndrome de Down estaban marginadas hasta de los servicios médicos, pues sus propias familias los mantenían encerrados o escondidos. De ahí que murieran a edades tempranas.

Este aumento en la longevidad no ha sido un avance solo para la ciencia, si no también lo es para la sociedad, que al ir cambiando la manera de ver y de tratar a estas personas, haciendo valer su derecho a la vida y al bienestar, tanto como cualquier otro ser humano, ha mejorado sus condiciones y ha prolongado su vida.

Sin embargo, ahora que las personas con síndrome de Down disfrutan de una vida más larga y saludable, es imperativo pensar, con la seriedad que merece, en apoyarlos para desarrollar sus capacidades productivas, apoyando su incorporación a los ambientes escolares y laborales.

De acuerdo a datos de la Fundación John Langdon Down, uno de cada 700 recién nacidos tiene síndrome de Down y aunque se ha logrado prolongar la esperanza de vida de 30 a 55 años y en algunos casos hasta 70, todavía no se ha logrado su inserción a la sociedad.

Es necesario buscar alternativas educativas y profesionales para ellos. Es ineludible crear dichas alternativas dentro de los ámbitos en los que para nosotros, como sociedad inclusiva, sea posible hacerlo. Las posibilidades no son, en absoluto, remotas; como padres de familia, apoyemos su ingreso a las escuelas regulares; aceptémoslos como trabajadores, sin olvidar que sus diferencias nos obligan a mantener una estrecha vigilancia evitando así, situaciones de abuso o de explotación laboral.

Fuente:

Cruz Martínez, Ángeles. “Pasó a 65 años la esperanza de vida para personas con síndrome de Down”. La Jornada; jueves 18 de octubre de 2007 <http://www.jornada.unam.mx/2007/10/18/index.php?section=sociedad&article=042n3soc>                                                      

Cruz Martínez, Ángeles. “México, rezagado en socialización de personas con síndrome de Down”. La Jornada; viernes 25 de abril de 2008< http://www.jornada.unam.mx/2008/04/25/index.php?section=sociedad&article=047n2soc>